World Rally Cars – La próxima generación

   Esta será la última temporada que se dispute con World Rally Cars de dos litros. Tras un reinado que empezó en 1997, cuando reemplazaron a los coches de Grupo A, la próxima generación está al acecho y tomará el relevo en 2011.
 Los cambios han sido impulsados por la FIA, que prepara una nueva era en el Campeonato del Mundo de Rallyes, con una nueva reglamentación diseñada para reducir costes y aumentar la competitividad.

Los nuevos World Rally Cars que se utilizarán a partir del 2011 seguirán teniendo tracción a las cuatro ruedas pero serán más pequeños y económicos, y serán los primeros que incluyan el concepto de Motor Global de la FIA. Diseñada para aumentar la competitividad entre pilotos y equipos, la nueva reglamentación revolucionará este deporte.

Los próximos World Rally Cars se basarán en la reglamentación de los Súper 2000 actuales, pero el motor de 2 litros del S2000 será sustituido por uno de 1.6 litros y con inyección turbo. A partir de 2011 todas las nuevas homologaciones de coches Súper 2000 deberán llevar motor de 1.6 litros turboalimentado.

Esta es la normativa de motores globales desarrollada por la FIA que se podrá poner en práctica en diferentes campeonatos, empezando por el WRC y el WTCC en 2011.

El chasis del vehículo en sí será más pequeño que el actual en los World Rally Cars, lo cual se prevé que lleve a los constructores a usar "modelos familiares pequeños" como el Ford Fiesta para la nueva categoría. La FIA y los constructores los prefieren, ya que son más ecológicos y tienen buena acogida entre los consumidores.

La FIA ha estado trabajando durante tiempo para asegurar que estos coches también cumplan con los más altos niveles de seguridad. Jacques Berger, Presidente de la Comisión Técnica de la FIA, se ha asegurado de que se mantengan los principales elementos de seguridad de los vehículos, como por ejemplo un chasis de acero reforzado.

Según explica Berger: "La nueva generación de coches como el Ford Fiesta y los nuevos Citroën DS tienen una cabina bastante grande, similar a la de los coches más largos. Todo el mundo usará los coches de nueva especificación a partir del 2011 y no permitiremos que se eliminen piezas de acero de la estructura. Así que todos los refuerzos del pilar B- todo el acero – deben mantenerse."

La única excepción es que las NCAP -barras laterales de las puertas de los coches de producción – deberán eliminarse para permitir instalar material de absorción de energía en caso de impactos laterales diseñado para coches de rallyes. Esto se debe a que en la mayoría de accidentes en que han resultado heridos los ocupantes de un World Rally Car ha sido en casos de impacto lateral contra un objeto contundente como un árbol.

Andy Mellor, responsable técnico del Instituto FIA, ha estado trabajando para optimizar la seguridad en impactos laterales en los World Rally Cars y ha descubierto que el aislante es la solución ideal debido a su ligereza y a sus propiedades para absorber energía.

Según comenta: "Siempre hemos sabido que la intrusión no es el problema, sino que es la gestión de la energía." Esto se refiere al ritmo en que se absorben grandes niveles de energía. Si el lateral de un coche de rallyes choca contra un árbol yendo a gran velocidad, hay poco espacio entre la parte exterior de la puerta y los ocupantes – que se sientan de lado – para permitir que se absorba la energía. Lo ideal es que ese espacio contenga material con cualidades de deformación suficientes para absorber y disipar la energía generada.

La investigación realizada por el Instituto FIA también demostró que las ventanas laterales de plástico deben estar fijadas para que haya un espacio entre la puerta y los asientos que se pueda llenar con más material absorbente. Los asientos construidos según las últimas normativas de seguridad serán obligatorios para equipos constructores en 2010 y para todos los World Rally Cars en 2011.

En los World Rally Cars ya existentes deberá haber un mínimo de 200mm entre la puerta y el borde exterior del asiento que permita colocar material absorbente equivalente a unos 60 litros. Según Andy Mellor: "La clave es la gestión de la energía y el material aislante. Los sistemas actuales funcionan muy bien y la equipación del WRC 2009 es muy segura. Incorporar ese pack en los Súper 2000 es en cierta forma una medida más de seguridad, más que un necesidad de hacer pruebas."

Una vez establecido esto, el equipo de investigación del Instituto FIA se centra ahora en optimizar la protección en caso de vuelco. Su primera tarea ha sido investigar la estructura de las barras de seguridad mediante un programa de modelaje por ordenador.

Los resultados de esta investigación se dieron a conocer en la reunión del grupo de investigación presidido por el Profesor Watkins y tras la cual se dará paso a la segunda fase, en la que siete estructuras de Subaru Impreza se llenarán con cajas para test de dinámica física y deformación. En el test primarán las medidas para reducir las posibilidades de colapso del techo. Mellor comenta al respecto que: "Cuando se haya encontrado el mejor diseño para accidentes con vuelco se valorarán otras formas de impacto."

Las especificaciones de seguridad para el 2011 se terminarán de definir cuando el Instituto FIA incorpore su equipamiento de protección para impactos laterales y vuelco en dos Súper 2000 con los que se realizarán test. Se espera que estas labores estén finalizadas a comienzos de 2010.

Sobre Ruben 4885 Artículos
Webmaster de www.Gzrally.com desde 2003. Apasionado del motor y la fotografía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.