Neuville, más cerca de la victoria en Suecia tras la etapa del sábado

El día de hoy tenía reservados 8 tramos (3 en la sección matinal, y 5 en la vespertina) y 120km de apasionante lucha contra el crono para todos los aficionados del Campeonato del Mundo de Rallys.

Como el orden de salida se invertía para esta etapa, volvían a ser comunes las quejas de Ogier respecto a ese tema puesto que le tocaba salir segundo a los tramos, sólo tras Henning Solberg y por delante e Elfyn Evans. Aun así, el francés estaba claramente más tranquilo que en la jornada de ayer, mostrándose bastante resignado en sus declaraciones en las llegadas de los tramos. Unas mejores condiciones que en el día de ayer y un agarre constante (aunque débil), le permitían disfrutar al menos del bucle de la mañana, o eso declaraba a los micrófonos de WRC+ Live. Pese a ello, todos los pilotos que han salido delante han seguido hundiéndose en la clasificación, sufriendo una constante sangría de tiempo tramo tras tramo.

En lo que respecta a la lucha por la cabeza, durante los tramos de la mañana no había muchos cambios. Neuville salía con una estrategia bastante conservadora, que permitía a un formidable Craig Breen acercarse a menos de 5 segundos del piloto Belga, y postularse como claro candidato a luchar por la victoria.

Lo más destacable de estos tres primeros tramos sería un problema con el conector de un sensor de las levas en el coche de Neuville, que le obligaba a hacer un tramo cambiando con la palanca (pero lo solucionaba en el siguiente enlace), o los trompos de Suninen y Mikkelsen en el segundo tramo del día. En la suciedad que dejaba este último, Neuville se llevaba un buen susto y realizaba un trompo de 360º girando sobre sí mismo, pero sin apenas consecuencias de tiempo.

La tarde ya traería más sobresaltos, y es que ya en el primer tramo, los propios Breen y Neuville, que se estaban jugando la victoria, se llevarían un gran susto en un rasante en el que se ponían a dos ruedas y salían despedidos hacia el lado izquierdo de la carretera golpeando el mismo banco de nieve a gran velocidad. Por fortuna, en ambos casos quedó sólo en algo anecdótico.

A estas alturas, Latvala ya se había quejado de problemas en el diferencial frontal de su Toyota Yaris WRC, y bastante retrasado en la clasificación general (7º) veía como con la llegada de la tarde estos problemas se agravaban, convirtiendo su coche en completamente inconducible en cuanto entraba en roderas. Según dijo, pidió al equipo que lo cambie en la asistencia de esta noche.

En el segundo tramo de la tarde Evans sufría un nuevo trompo en el que perdía un buen puñado de segundos, pero sin duda la mayor noticia era el pinchazo de Meeke tras golpear fuertemente un banco de nieve, que le hacía perder varios minutos. Pero la cosa no quedaba ahí, y es que cuando Ott Tänak lo alcanzaba en pleno tramo, se tiraba a adelantar en una zona muy estrecha, tocándose con Meeke, y desviándose lo suficiente para acabar empanzado en un banco de nieve, perdiendo unos dos minutos a final de tramo y toda posibilidad de un resultado ‘decente’.

#swedishrally #rallysweden #rallyradion #wrc #krock #crash

Una publicación compartida de Snapchat: adamjohanssson (@_adamjohansson) el

Como Meeke iba muy lento, Tänak volvería a alcanzarlo en ese mismo tramo y el británico se apartaba por la nieve para ser adelantado. No sabemos si en este momento o en el anterior del toque, la nieve llegó al filtro de aire del Citroën C3 de Kris Meeke, de forma que al derretirse el agua se filtró por la admisión y llegó al turbo, obligándolo a retirarse en el enlace.

Llegado este tramo, Neuville había decidido salir al ataque y daba un golpe de autoridad encima de la mesa, marcando dos scratchs seguidos (aquí, en el SS13 y también en el siguiente, el SS14) y poniendo tierra de por medio entre él y Breen.

En el antepenúltimo tramo del rally (SS14) aparte del scratch de Neuville y el gran susto que se pegaba en la famosa Colin’s Crest al afrontarla mal aterrizando casi sobre el lateral, sólo cabe destacar que Ostberg se llevaba el trofeo ‘Colin’s Crest Award’ con un salto de nada más y nada menos que 42m.

En los últimos dos tramos del día, sin superar los 3.5km de longitud en ninguno de los dos casos, no se producía ninguna novedad en la clasificación, y las diferencias entre la gente de cabeza era mínima, de forma que Thierry Neuville se va a dormir con un colchón de 22.7s de ventaja sobre Breen, que mañana tendrá que tener un ojo puesto en Mikkelsen, que va sólo 9.3s por detrás suya.

En cuanto a los pilotos españoles, un día más debemos de comunicar malas noticias. En el caso de Amador Vidal, que se reenganchaba en SuperRally tras reparar la avería de ayer en el mecanismo que acciona la bomba del embrague, hoy se veía obligado a tomar la vía del abandono definitivo ya en el primer tramo del día debido a una avería en los diferenciales.

Nil Solans por su parte, y también en el primer tramo del día, perdía unos 8 minutos hundiéndose otra vez en la clasificación. Sin embargo el resto del día marcaría cronos muy competitivos en una clara progresión que le ha llevado a ocupar la 10ª posición general entre los vehículos de clase RC2. Y de no ser por los dos grandes incidentes que ha sufrido (y que le han costado muchísimo tiempo), ocuparía la 6ª.

Para el día de mañana, un único bucle de tres tramos será el que decida quien se lleva el gato al agua en uno de los rallys de Suecia más duros que se recuerdan en muchos años según las palabras de los propios pilotos.

CLASIFICACIÓN GENERAL (tras SS16):

REPARTO DE SCRATCH:
SS09 – Tanak
SS10 – Tanak
SS11 – Neuville
SS12 – Breen
SS13 – Neuville
SS14 – Neuville
SS15 – Tanak
SS16 – Neuville

Texto: @PaulGZrally
Tiempos: eWRCresults.com

Acerca de -Paul- 1805 Articles
@PaulGZrally en RRSS. Amante fiel de todo tipo de motorsport. Cuneteando desde 1988. Juntando letras en GZrally.com desde 2006. En ocasiones, disparo una Nikon.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.