Volkswagen Motorsport lleva la aerodinámica a un nuevo nivel con el I.D. R Pikes Peak

A primera vista el I.D. R Pikes Peak ha sido desarrollado para condiciones extremas. El aspecto aerodinámico del primer vehículo de carreras completamente eléctrico de Volkswagen ha sido diseñado sin ningún tipo de concesiones para abordar la subida más famosa del mundo.

La línea de salida se encuentra a 2.900 metros sobre el nivel del mar, pero la línea de salida está a 4.300 metros. La baja presión del aire allá arriba significa que las condiciones aerodinámicas son diferentes a las que te enfrentas cuando compites en un tramo o circuito sobre terreno plano“, explica François-Xavier Demaison, director técnico de Volkswagen Motorsport y hombre responsable del desarrollo del I.D. R Pikes Peak como director de proyecto. El reglamento relativamente abierto de esta prueba dio a los ingenieros más libertad de acción con la que diseñar el chasis y el ala trasera del I.D. R Pikes Peak de la que habrían tenido en otras disciplinas.

Durante los sinuosos 19.99 kilómetros de subida hacia la cima de Pikes Peak (cerca de Colorado Springs, USA), se alcanzan unas velocidades máximas de alrededor de 240km/h, lo que es relativamente poco para un prototipo como el I.D. R Pikes Peak, que teóricamente puede hacer mucho más que eso. “Por esta razón, nos concentramos principalmente en conseguir una velocidad de paso por curva óptima. El chasis al completo está diseñado para poder conseguir tanta carga aerodinámica como sea posible, sin causar demasiada resistencia aerodinámica al avance“, dijo Demaison, resumiendo la tarea a la que se enfrenta su equipo.

El resultado visualmente más llamativo de esta estrategia es el ala trasera aparentemente sobredimensionada para el I.D. R Pikes Peak. “La altitud de Pikes Peak significa que el aire a través del cual el coche se estará moviendo es un 35% menos denso. Como resultado, también se pierde un 35% de carga aerodinámica respecto al nivel del mar. El ala trasera tan grande nos permite compensar en parte esta pérdida de carga aerodinámica“, explicó Willy Rampf, consultor técnico del proyecto y un hombre con años de experiencia en Formula 1. “Este desarrollo aerodinámico tan imaginativo se traduce en que obtendremos una carga aerodinámica superior al peso del propio coche durante la subida“.

Trabajo de precisión en el túnel de viento de Porsche
Volkswagen Motorsport utilizó un modelo a escala 1:2 para probar gran cantidad de variantes del coche de Pikes Peak en el túnel de viento. Entonces los últimos retoques se hicieron sobre un chasis a escala real en el centro de desarrollo de Porsche en Weissach. “Fue enormemente beneficioso para el proyecto poder utilizar recursos de todo el grupo Volkswagen“, confirmó Demaison.

A menudo los nuevos componentes de pruebas se producían rápidamente en una impresora 3D. “Imprimimos alrededor de 2000 piezas. Haciéndolo así ahorramos un montón de tiempo“, dijo el Dr. Hervé Dechipre, quien, como ingeniero de CFD en Volkswagen Motorsport, es responsable de la aerodinámica del E.D. R Pikes Peak.

El beneficio sobre la aerodinámica de las bajas necesidades de refrigerar los motores eléctricos
El motor eléctrico del I.D. R Pikes Peak necesita ser refrigerado de forma eficiente. Sin embargo, estas necesidades son muchísimo menores que en el caso de un motor de combustión. Además, no es necesario guiar ninguna abultada toma de aire hasta los dos motores eléctricos, que juntos generan 500KW (unos 680cv). Esto hizo posible reducir el tamaño necesario de los puertos de refrigeración en el chasis, que siempre son un gran inconveniente desde el punto de vista aerodinámico. En contraste, el aire poco denso de las alturas tiene efectos negativos sobre la eficiencia de la refrigeración.

El software de simulación proporcionado por el socio tecnológico ANSYS se usó para calcular el compromiso ideal entre aerodinámica y refrigeración. “No podíamos gestionar bien todo esto sólo con la información del túnel de viento, donde no es posible, por ejemplo, recrear el aire poco denso“, dijo Demaison. “Estas simulaciones fueron una ayuda genial para determinar la dimensiones requeridas para el sistema de refrigeración“.

Al mismo tiempo, los descubrimientos de la fase de desarrollo han sido optimizados con gran detalle tras exhaustivos tests. La primera prueba sobre el trazado real en USA está prevista para finales de Mayo. Romain Dumas y todo el equipo de Volkswagen Motorsport comenzarán entonces su fase de preparación final para la “Pikes Peak International Hill Climb 2018”, que se disputará el 24 de Junio. El objetivo es batir el récord en la clase eléctrica de prototipos, actualmente situado en 8:57.118.

Fuente: comunicado de prensa.

Acerca de -Paul- 1805 Articles
@PaulGZrally en RRSS. Amante fiel de todo tipo de motorsport. Cuneteando desde 1988. Juntando letras en GZrally.com desde 2006. En ocasiones, disparo una Nikon.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.