Ruben Gracia nuevo Campeon de España de Produccion 2010!

   Con la victoria en la categoría Producción obtenida en el Rallye Príncipe de Asturias, Rubén Gracia se adjudica el título de este Trofeo cuando aún restan tres pruebas para concluir el Campeonato de España 2010. Con 5 victorias y un segundo puesto de seis pruebas disputadas, ha sido una temporada donde los objetivos planteados han sido cumplidos con creces por parte del Equipo GPR Sport.

Visto así, pudiera parecer que el desarrollo del Campeonato ha sido coser y cantar para Rubén Gracia y su equipo. Pero lo cierto es que 2010 ha supuesto para GPR una temporada plena de trabajo y esfuerzo en común.  Solo ello permite superar los numerosos escollos que se plantean en el desarrollo de una actividad tan poblada de imponderables como es el automovilismo. Y fiel reflejo de ello ha sido el desarrollo de la mítica prueba asturiana para el piloto de Guadarrama, plagada de incidencias que superar para alcanzar el final deseado. Pronto comenzarían los problemas, pues al poco de salir a la primera especial Rubén observaba incrédulo como una de sus ruedas estaba pinchada.

Rubén Gracia: – “Abordábamos el primer viraje del primer tramo cuando una piedra de gran tamaño en el borde de la cuneta cortaba nuestro neumático. Ello nos obligaba a parar a cambiarlo y con ello cedíamos alrededor de tres minutos. Tengo claro que esto de los pinchazos es más bien cuestión de suerte o, por qué no, de rachas. En 7 rallyes disputados con el Mitsubishi EVO X nunca habíamos pinchado, y de repente en el intervalo de los últimos 5 tramos hemos pinchado tres ruedas, dos en el pasado Ferrol y una en el primer tramo de este rallye.”
    
Con este incidente Rubén se hundía literalmente en las profundidades de la general, debiendo afrontar el segundo tramo cronometrado de la jornada desde la trigésimo cuarta y penúltima posición de la clasificación general. Y ello con la moral tocada y sin la seguridad que aporta llevar rueda de repuesto para abordar los 45 Km de  especiales que restaban hasta llegar al “service” de Gijón.
La segunda sección del día transcurría con Rubén Gracia abriéndose paso en la Clasificación General. El equipo GPR se afanaba en una remontada épica, escalando 22 posiciones para así finalizar en duodécimo lugar  ya como líder del apartado Producción. Tras completar las 7 especiales del viernes, en el “service” de final de jornada en Gijón tendría lugar el segundo golpe de efecto del día, al detectar el equipo técnico una fuga irreversible en un latiguillo de la dirección asistida. El asunto era grave, pues en el trayecto que separa Gijón de Oviedo para concluir la primera etapa, el Mitsubishi perdía todo el líquido hidráulico, y en esas condiciones era absolutamente imposible continuar en carrera.  
      

R. G.: – “Depositamos el coche en el parque cerrado nocturno de Oviedo con un horizonte más que oscuro. Máxime cuando algunos de los más prestigiosos especialistas en Mitsubishi nos ponían en lo peor, pues auguraban la absoluta imposibilidad de sustituir la pieza sin incurrir con ello en una penalización por exceso de tiempo que acarreara nuestro abandono. Y para más inri tampoco teníamos la pieza en cuestión. Pero de forma casual, un miembro del equipo del piloto gallego Pedro Burgo se enteraba de nuestro problema, poniendo a nuestra disposición un latiguillo de su stock de recambios. Quiero agradecer por ello públicamente  este gesto que les honra sobremanera, máxime tratándose de un equipo rival en el apartado de Gr N. Pedro Burgo y su equipo, duros competidores en la pista y caballeros donde los haya fuera de ella.”

La segunda jornada amanecía con la incertidumbre  de saber si se podría solucionar el problema y con ello seguir en carrera. El asunto estaba muy complicado pues el tiempo de trabajo en la primera asistencia era precisamente el más reducido de toda la prueba. Pero el equipo técnico de GPR se afanaba en su tarea consiguiendo ante la sorpresa de propios y extraños realizar el trabajo con el tiempo justo sin incurrir en penalización, logrando con ello que el vehículo continuara en el rallye con todos los objetivos intactos.   

R. G.: – “En los momentos de máxima presión es cuando sobresalen los grandes, y yo me congratulo de tener en mi equipo como jefe técnico a Miguel García, sin duda uno de los más grandes. Sin alharacas, sin hacer ruido, con toda la humildad del mudo. Miguel es de esas personas que nunca se dan por vencido y aquí pudo demostrarlo una vez más haciendo un trabajo impecable junto al resto del equipo. Aquí es donde se demuestra que en una escuadra de estas características y a este nivel todos y cada uno aportan su granito de arena en pos del objetivo final. Y aunque sea el piloto quien finalmente acapare todo el protagonismo, el éxito es fruto de todos debiendo compartirse por ello”.

Con las ilusiones intactas de nuevo, el equipo GPR completaba los seis tramos y algo más de 100 Km de la segunda etapa. Y todo ello controlando la clasificación y sin mayor incidente que el de tener que lidiar con ciertos e incómodos problemas de frenos.
Así se completaba la prueba, arribando a la meta de Oviedo con la victoria en la categoría Producción, la tercera plaza del Grupo N y la octava de la Clasificación General. Con estos resultados, Rubén Gracia se proclama Campeón del Trofeo de España para vehículos de Producción, y ello a falta de tres pruebas aún para concluir el certamen. Dentro de la Mitsubishi EVO Cup reservada para este tipo de vehículos, Rubén Gracia figura en segundo lugar a 7 puntos del primero, siendo igualmente segundo de la calificación del Grupo N a escasos 4 puntos del líder Fran Cima. La octava posición de la general absoluta del Campeonato de España de Rallyes, procura a Rubén Gracia la condición de piloto prioritario de un certamen que continúa para GPR con la vista puesta en nuevos objetivos.

R. G.: – “Debo decir que siento una gran satisfacción por este título conseguido. Son numerosas las personas que han depositado en mí su confianza, que han aportado un gran esfuerzo humano y económico que ahora se traduce en este galardón que yo capitalizo, pero que me gustaría compartir. Y me gustaría hacerlo en primer lugar con todo mi equipo como coparticipes del éxito; desde Diego Sanjuán mi copiloto, serio y efectivo en su trabajo como pocos,  hasta el último de todos cuantos han colaborado con GPR Sport a lo largo y ancho de la temporada. Prestos, dispuestos y con profesionalidad. Como no, a mi familia, por el incondicional apoyo y comprensión que me prestan pese a las prolongadas ausencias que conlleva esta actividad. A la afición que acude y nos sigue a las pruebas de rallye, sufrida y entendida como pocas que nos muestra su respeto y que es uno de los motivos que mantienen viva esta actividad. Y sin olvidar finalmente a todos mis patrocinadores y colaboradores, encabezados por el Grupo Coca Cola a través de su firma Burn Energy Drink, y  la empresa de transportes Megacontainer. Gracias a ambos por su esfuerzo y su cordial cercanía. A Mitsubishi Motors, por ser la marca que procura el mejor material para competir, con mención especial para Rafael del Río como cabeza visible de la firma japonesa. A la firma distribuidora de accesorios para la competición GT2i, así como al fabricante de llantas Compomotive, dos marcas de prestigio que nos prestan su colaboración.  A Carrocerías Valdeauto por su predisposición en todo momento. A Miguel García y a su empresa, Miracar, pilares fundamentales de este proyecto. A Josep Calm, de Calm Competició, preparador de prestigio internacional, siempre disponible y cercano. Todo un lujo contar con su colaboración. Y con mención especial para Manuel Cabrera de ARC Racing, por su incondicional apoyo, siempre en la sombra pero siempre ahí.
Afrontamos lo que queda de campeonato con la tranquilidad que aporta tener los deberes hechos, pero sin renunciar a retos de mayor cuantía aún. Fruto de nuestro esfuerzo figuramos en posiciones destacadas del resto de campeonatos en que tomamos parte. Trataremos de defendernos en todos ellos en la medida de nuestras posibilidades”
.

Nota:
Rubén Gracia iniciará en breve una nueva carrera, aunque muy diferente de lo que en él es habitual, pues en este caso compartirá el volante. Y lo hará con Sole Rodríguez, su novia de toda la vida. Tomarán la salida el próximo sábado 18 de septiembre en la Iglesia Parroquial de Guadarrama. La meta estará muy lejos, en el infinito. Ojalá que en los tramos cronometrados de la vida marquen muchos scratch.
¡¡¡Muchas felicidades a la pareja!!!

Acerca de Ruben 5364 Articles
Webmaster de www.Gzrally.com desde 2003. Apasionado del motor y la fotografía.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.