Los Bouza sufren para concluir el Rallye Princesa y hacerse con la Clio R3T Iberian Trophy

Lo que parecía un trámite como era terminar el Rallye Princesa de Asturias, acabó siendo una odisea en la que Javier e Iván Bouza sufrieron lo indecible para llegar al parque cerrado final.

La pareja de Ferrolterra comenzaba la prueba con cautela, conscientes de la limitación de neumáticos que impone el reglamento, no querían dejar ninguna variable al azar, y finalizaban la primera etapa en la decimosexta plaza de la general y novena de dos ruedas motrices.

Con la esperanza de escalar por lo menos un par de posiciones y sumar buenos puntos en dos ruedas motrices, la segunda etapa se tradujo en un calvario a partir del segundo bucle. En la segunda pasada por Siero, el Clio R3T comenzaba a emitir un sonido preocupante proveniente de la caja de cambios, cediendo tres minutos con el mejor dos ruedas motrices, tónica que continuó en los siguientes tramos hasta el final. En total, perdían más de 10 minutos en cuatro especiales, bajando al decimoquinto puesto en dos ruedas motrices y segundo de la clase R3.

Pese a este final amargo, Javier e Iván Bouza se han alzado con el Clio R3T Iberian Trophy a falta de dos pruebas, un certamen que desgraciadamente no ha tenido la participación de años anteriores. En el Trofeo de España de R3 el título está visto para sentencia aunque todavía habrá que esperar, mientras que en dos ruedas motrices, al no terminar su máximo rival, Javier Bouza recorta la desventaja de 24 a 18 puntos a falta de 4 pruebas, es decir, con 140 puntos en juego.

Fuente: comunicado de prensa.

Sobre -Paul- 1475 Artículos
@PaulGZrally en RRSS. Amante fiel de todo tipo de motorsport. Cuneteando desde 1988. Juntando letras en GZrally.com desde 2006. En ocasiones, disparo una Nikon.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.