[ENTREVISTA] Miguel Cela, con la vista puesta en el Rally Rías Altas

Cuando a comienzos de año nos enteramos de que Miguel Cela había recuperado su montura más icónica, el Opel Kadett GSi, no dudamos ni un instante en ponernos en contacto con él. Entre otras cosas, nos contaba en la entrevista que puedes leer AQUÍ que el principal motivo de recuperar ese coche era disputar con él el Rally Rías Altas, prueba del Campeonato de España de Rallys para Vehículos Históricos.

Tras participar en el Rally de Narón a modo de test, y a pocos días de afrontar su principal objetivo para esta temporada, hemos vuelto a coger el teléfono para que nos cuente cuáles son sus sensaciones a estas alturas.

GZ: Tal y como nos contabas a principios de temporada, tu Opel Kadett llevaba parado desde 2013. ¿En qué estado se encontraba cuando lo recuperaste? ¿Qué diferencias presenta a cuando estaba en tus manos a principios de la década de los 2000?

Miguel: Pues prácticamente no tuve que hacerle nada salvo ponerlo al día de varias cosillas, pero ahora está más “entero” y con mucha más preparación. Mi Kadett de aquellos años era solo un coche de calle con barras y demás medidas de seguridad. Tenía todo de serie, caja, frenos, motor, por no tener no tenía ni dirección asistida. Ahora tiene frenos de 4 pistones, grupo corto con autoblocante, tiene el motor 16v que el de aquella era 8v, y otras cosas que lo hacen mucho más competitivo.

GZ: El Rally Rías Altas era el único objetivo fijo para esta temporada, pero finalmente pudisteis tomar la salida también en la prueba de casa del Campeonato Gallego de Rallys. El Rally de Narón fue, como es habitual, un rally durísimo, superándose el 40% de abandonos y pese a que vosotros sufristeis algún problema como un pinchazo, conseguisteis finalizar en una meritoria 53ª posición final con un coche que ya supera los 30 años. ¿Cómo fue la carrera para vosotros?

Miguel: La idea era solo rodar tranquilos e ir adaptándonos al coche, puesto que aunque es el mismo Kadett y misma matrícula que el de aquella época, todo lo que tiene ahora de preparación lo hace totalmente diferente a la hora de pilotarlo. Tiene un autoblocante muy tarado al que hay que acostumbrarse y no es fácil. Teníamos mucho miedo también a que no aguantasen los palieres, de ahí que en los cruces salíamos dando gas muy despacio e incluso hicimos un par de trompos por este motivo.

Tuvimos varios problemas mecánicos, pero con la suerte que los fallos siempre aparecían cuando estábamos llegando a la asistencia, por lo que todo se pudo solucionar gracias a ella.

También paramos a mitad de un tramo por la tarde, puesto que se nos llenó el coche por dentro de humo y pensábamos que llevábamos fuego debajo, por lo que te puedes imaginar en estos casos el susto que te llevas. Bajamos a mirar y por suerte no era así y seguimos sin problema. El histórico se portó perfectamente.

GZ: En términos globales, teniendo en cuenta que era una carrera para “quitarse el óxido” de cara al Rías Altas donde lo primordial era no golpear, y volver a acostumbrarse a la conducción del Kadett, ¿el resultado fue mejor o peor de lo que esperabas?

Miguel: Está claro que podíamos haber corrido muchísimo más, pero estuvo bien así. Hemos cogido algo de ritmo ya en los tramos finales y lo hemos pasado bien. Además acabar un rallye siempre es motivo de orgullo para los de presupuesto “justito”.

GZ: Más allá del resultado, ¿Cómo te sentiste “volviendo a los orígenes” casi 20 años después?

Miguel: Pues la verdad que con el Kadett tengo un sentimiento especial. Algo parecido a tu primer amor [risas]. Tengo una ilusión tremenda con este coche y espero que nos dé buenos momentos. También tengo claro, por mi experiencia, que pasaremos por malos, pero así son los rallyes.

GZ: Sabemos que has tenido que soportar alguna broma de tus amigos tras el rally de Narón en alusión a que con la edad has ganado en cordura y has realizado una carrera con más cabeza de lo que era habitual en tus inicios, cuando usabas esta misma montura con conocida predisposición a llevarlo ‘de lado’. ¿Qué  hay de cierto en eso? Porque pese a las bromas, pudimos comprobar que al freno de mano le diste un uso bastante intenso…

Miguel: Tengo mucho capullo por el Facebook [risas]. Freno de mano ahora tengo uno hidráulico y con la palanquita cerquísima del volante, así que hay que parece que está ahí cerquita diciéndote: ¡¡¡ÚSAME!!! [risas].

Ahora en serio, las cosas que cuestan dinero, trabajo y esfuerzo tenerlas hay que cuidarlas, y también está el tema patrocinadores. No podía después de su ayuda para correr varias pruebas, llegar y siniestrar todo contra un castaño… que ya no sería la primera vez. Por lo que la cabeza fue importante mantenerla fría. Además hay veces que solo acabar un rallye te da energía y confianza para siguientes pruebas, y este fue uno de esos casos. Lo de aquellos tiempos locos era simplemente eso, ser un veinteañero.

GZ: ¿Cuáles son las expectativas con las que sales al Rally Rías Altas?

Miguel: El primer objetivo como siempre será acabar, y de ahí para arriba. La verdad que ya quería correr de verdad en este rallye, pero problemillas y cambios de última hora me están privando de poder preparar el rallye como debería. De todas maneras intentaremos correr y ver hasta dónde puede llegar el Kadett. Tengo muchas ganas de correr.

GZ: Nos consta que quedaste muy satisfecho con ‘Patxi’ Rey ejerciendo las labores de copilotaje, y que en Narón supuso un papel fundamental (más de lo habitual) para que pudieseis llegar a meta sin contratiempos tras quedaros sin interfonos. ¿Volverás a contar con él a tu derecha en el Rally Rías Altas?

Miguel: Pues muy a mi pesar no. Y es uno de los cambios que te comentaba antes. Patxi como sabes corre con Pablo Castelos y están centrados con el tema de los rallysprints de tierra de Castilla. Además, el año pasado corrieron este rallye, y al parecer no quedaron muy contentos con la organización por algún detalle final. Por lo que, entre el tema de los rallysprints, y lo de la organización, no tenían pensado correrlo ninguno de los dos.

Sin duda lo echaré de menos porque Patxi vale mucho, te da mucha confianza y tuvimos muy buenas sensaciones, que a veces es preferible eso que llevar al mejor copiloto del mundo. Quién me va acompañar ahora, que es Emilio Rodríguez, será por “feeling” [risas].  Somos muy amigos desde hace muchos años.

El tema es que lleva más de 12 o 13 años sin copilotar y entonces será otra vez como empezar de cero en los primeros tramos acoplándonos y viendo cómo va la cosa. Por eso te decía antes de esos cambios que sin duda mermarán un poco el resultado, pero seguro que lo pasaremos muy bien.

GZ: Si en el Rally Rías Altas todo sale según lo esperado y se consigue un buen resultado, ¿podremos veros en acción en alguna prueba más antes de finalizar el año o es definitivo que supondrá el punto y final para esta temporada de reencuentro con el Kadett?

Miguel: Si no tenemos problemas graves, y el coche acaba entero, quería ir a algún rallysprint a Asturias. Varios amigos van allí a correrlos, y están encantados de ir. Hablan maravillas de las organizaciones, del trato recibido y llevan tiempo intentándome convencer para que vaya. Y además, el motivo principal por el que me gustaría ir, sin duda es que quiero ir a ganarles y a joderles un cachopo y unas sidrinas [risas].

GZ: Muchas gracias Miguel por atendernos una vez más, muchísima suerte para el Rally Rías Altas y como siempre, te dejamos unas líneas para que nos cuentes quién te echa una mano, bien sea ayudando con el coche o en forma de patrocinios, para que sea posible que sigas dando espectáculo por los tramos gallegos.

Miguel: Gracias a vosotros por vuestro interés en mí una vez más.

Y muchísimas gracias también a Gran Hotel de Ferrol, Hotel Valencia, Gaudino´s, Cantina do Río Covés, Peluquería Mónica, Desatascos Víctor, Restaurante Casa Sindo, Fisioterapia Agenjo, My Little Coffee, Marcos Ponce Limpieza-Pintura-Jardinería, y a mis amigos/compañeros del grupo en el que toco la guitarra que se llama ZEST, y que también me ayudaron el día de la presentación del kadett.

Texto: @PaulGZrally

Sobre -Paul- 1195 Artículos
@PaulGZrally en RRSS. Amante fiel de todo tipo de motorsport. Cuneteando desde 1988. Juntando letras en GZrally.com desde 2006. En ocasiones, disparo una Nikon.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.