Octava plaza absoluta y tercera en GT para Sergio Fombona con el Nissan 350Z EVO

   Objetivo cumplido para Sergio López-Fombona en el rallye Rías Baixas, cuarta prueba puntuable para el campeonato de España. El piloto gijonés y su copiloto Raúl García, completaron la prueba con el Nissan 350Z EVO, clasificándose octavos de la general absoluta y terceros de la categoría GT.

Un resultado que tuvo su base en el extraordinario trabajo del equipo técnico de Sergio, que consiguió tener el coche listo para tomar la salida tras los problemas sufridos en el shakedown del viernes y que a punto estuvieron de no permitir a Sergio tomar la salida en el tramo urbano previsto el viernes por la tarde. Finalmente, los problemas de transmisión del Nissan fueron resueltos a tiempo y Fombona pudo completar la especial, marcando el decimosegundo mejor crono.

Tras el aperitivo de la superespecial del viernes, el sábado comenzaba el rallye con un doble bucle por los tramos de As Neves y Covelo, completándose la primera mitad del rallye con la primera pasada por el corto tramo de Fornelos.

De entrada, a Sergio le costaba algo coger el ritmo, al no tener todavía apenas kilómetros con el nuevo coche, mejorando ya de forma notable tanto sus sensaciones al volante como sus cron so en los tres tramos de final de la mañana, lo que le permitía llegar a la asistencia del mediodía en el puesto noveno de la general.

En los tramos de la tarde, Sergio mantenía una interesante lucha con el EVO IX N Plus de Xabier Lujua, mientras ambos superaban al de Meira, con lo que a falta del último bucle, el piloto gijonés era ya octavo de la general. Una posición que mantenía en las segundas pasadas por Ponteareas y Mondariz, pese a un pinchazo en la última especial, que le costaba un puesto antre Lujua pero se compensaba en lo que respecta a la general al sufrir problemas Burgo también en el tramo final, siendo superado en la clasificación por Fombona. Una octava plaza realmente meritoria y que suponía completar su primer rallye con el Nissan 350Z EVO.

El balance final para Fombona era positivo, ya que su principal objetivo en el Rías era completar la prueba, algo que hacía marcando además tiempos competitivos, con una mejoría en sus cronos respecto a los logrados el año pasado con el 350Z Challenge cercana al segundo por kilómetro. Aunque todavía queda mucho trabajo por hacer en el nuevo coche, especialmente a nivel de motor, falto de potencia, y cambio, con relaciones demasiado largas, el resultado de Vigo sirve al equipo para comprobar que están en la buena dirección, con lo que se puede empezar a ver con optimismo el resto de temporada, algo especialmente importante tras el complicado inicio de la misma.

Sobre Ruben 4448 Artículos
Webmaster de www.Gzrally.com desde 2003. Apasionado del motor y la fotografía.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario