Día grande para Burgo

    Con gran autoridad se impuso este sábado el piloto Pedro Burgo en el XXX Rallye San Froilán, puntuable para el Campeonato Gallego. Desde el primer tramo, el piloto de Hankook-Café Candelas marcó un ritmo que nadie fue capaz de seguir, logrando imponerse en nueve de los diez tramos que por las carreteras de Lugo se disputaron a lo largo de todo el día. Con esta victoria, los hermanos Burgo además logran coronarse en el Campeonato Gallego, al conseguir matemáticamente proclamarse vencedores del certamen regional.
 

 

Para lograrlo, Pedro y Marcos Burgo no necesitaban la victoria, pero prefirieron apartar la calculadora e ir a por todas, deleitando con sus dotes al volante del Mitsubishi EVO VIII al numeroso público que se acercó a los tramos lucenses. Con este triunfo, los Burgo logran un objetivo que por diversos motivos se les escapó en los últimos años y certifican que a día de hoy son el equipo gallego más en forma. En Lugo, Pedro Burgo se tuvo que ver las caras con una gran lista de inscritos, con vehículos superiores a su EVO VIII, pero a pesar de todo no se arredró y logró una contundente victoria.

 

“Hoy desde luego que estamos muy contentos. Las cosas no podían haber salido mejor. Además de conseguir matemáticamente el Campeonato Gallego, hemos conseguido una nueva victoria. Y aun por encima esta victoria es en el rallye de casa, tanto para el equipo como para los patrocinadores. En definitiva, podemos decir que ha resultado una jornada redonda, inmejorable” explicaba en el parque cerrado Pedro Burgo.

 

Sin embargo, los hermanos Burgo no tendrán apenas tiempo para saborear el triunfo alcanzado este sábado, ya que el próximo fin de semana tendrán una nueva cita con el Campeonato de España, con su participación en el Rallye Príncipe de Asturias, prueba puntuable también para el IRC, y en la que el objetivo es el de consolidarse al frente de la clasificación general de la Copa de España de Grupo N.

Sobre Ruben 4448 Artículos
Webmaster de www.Gzrally.com desde 2003. Apasionado del motor y la fotografía.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario