Vuelta a la competición – Alberto Hevia

Alberto Hevia - Rally Alicante

Tras el paréntesis del Rallye de Canarias, Alberto Hevia y Alberto Iglesias vuelven a la competición, participando en una nueva edición del Rallye Cantabria Infinita. Después de las buenas sensaciones dejadas por el VW Polo S2000 en el Rallye La Vila Joiosa, el equipo asturiano parte con muchas ilusiones puestas en la prueba cántabra.

Alberto Hevia - Rally Alicante

  Con un coche con algunas mejoras respecto al del primer rallye de la temporada, Hevia espera sacarle un mayor provecho a las prestaciones apuntadas en Alicante, en donde los típicos problemas de juventud del coche no impidieron conseguir un muy meritorio segundo puesto en la general.

  Tras lo visto en las dos primeras pruebas del año, está claro que la lucha por ganar el rallye estará de lo más reñida. En la prueba cántabra servirá para que nuevos pilotos comiencen su temporada, con la inclusión de nuevos vehículos S2000 y GT que harán más emocionante esta prueba.

  Alberto Hevia y Alberto Iglesias, con un buen recuerdo del segundo puesto logrado el año pasado, buscarán conseguir su primera victoria de la temporada, demostrando de esta forma que son unos serios aspirantes al título de Campeones de España.

  Hevia se muestra ilusionado antes de partir hacia Santander: “La evolución del coche va más lenta de lo que nos gustaría, y no podremos estrenar un chasis nuevo. De todos modos, es un rallye que se nos da bien, y vamos a luchar con muchas ganas por la victoria. Dependiendo de la climatología habrá que tener muy en cuenta a los mejores Mitsubishi”.

  Este Rallye Cantabria Infinita estará compuesto por un total de 565’68 kilómetros, de los cuales 163’52 serán cronometrados, dividiéndose en diez tramos. El más largo de los mismos será el de San Pedro del Romeral, con una distancia de 20’25 kilómetros, mientras que el más corto será el de Toranzo – Cotillo, con tan sólo 10’09 kilómetros.

 

Sobre Ruben 4439 Artículos
Webmaster de www.Gzrally.com desde 2003. Apasionado del motor y la fotografía.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario