Vallejo vence en Vigo trece años después

 El piloto lucense (Porsche 911 GT3) se proclamó vencedor de esta intensa, emocionante, atractiva y reñida edición del Rallye Rías Baixas Vodafone.

 Hacía trece años que un piloto gallego no subía a lo más alto del podio del Rallye Rías Baixas, había trece años que Sergio y Diego Vallejo no ganaban en Vigo, y ha sido en la 45 edición del Rallye Rías Baixas Vodafone Gran Premio Turismo de Vigo cuando se ha roto el maleficio, cuando los aficionados gallegos han podido disfrutar con la victoria final del piloto lucense.

Y no fue fácil ya que los problemas, las adversidades, las penalizaciones y las averías mantuvieron en vilo a todos hasta el último tramo, el de Mondariz, donde Sergio Vallejo (Porsche 911 GT3) marcó el mejor tiempo y zanjó esta prueba puntuable para el Campeonato de España de Rallyes. El segundo puesto fue para Miguel Fuster (Porsche 911 GT3), que se mantiene líder del Campeonato de España, mientras que la tercera posición fue para el joven Xevi Pons (Mitsubishi Lancer Evo X).



El Rallye comenzó bien para Sergio y Diego Vallejo que marcaron el mejor tiempo en los tres primeros tramos (Samil, As Neves y Covelo), lo que les sirvió para empezar a marcar distancias con sus principales rivales, en este caso Miguel Fuster que se ponía a más de veinticinco segundos de los lucenses y Xevi Pons (Mitsubishi Lancer Evo X), que dio la sorpresa logrando la victoria en la segunda pasada por As Neves. Pero esto no fue más que un toque de atención para los lucenses que se pusieron las pilas y marcaron el mejor tiempo en el quinto tramo (Covelo), mientras en el sexto fue el líder del Campeonato de España de Rallyes el que hacía parar antes el crono en la línea de meta. Y todo ello en un tramo duro, donde el calor era el principal adversario para los participantes que comenzaban a tener problemas de frenos, con los neumáticos que perdían adherencia… Menos mal que llegaba la hora de la comida y ya se podrían arreglar todos los problemas mecánicos en el parque de asistencia. Aún así varios fueron los pilotos que se vieron obligados a abandonar. Una lástima.

La jornada vespertina comenzó como había acabado la matutina, con dominio de Sergio Vallejo, que de nuevo volvía a marcar el mejor tiempo, en esta ocasión en la segunda pasada por Fornelos y en la primera por Ponteareas, lo que le permitía seguir aumentando la brecha con Miguel Fuster. El piloto alicantino además de estar centrado en alcanzar la primera posición también tenía su particular lucha con Xevi Pons para que no le arrebatase el segundo puesto, algo que al final no sucedió, aunque el piloto catalán lo intentó.

Pero las sorpresas, la mayoría de los problemas y averías todavía estaban por llegar y lo hicieron todas juntas, en un tramo, el noveno, el de Mondariz, en el que el mejor tiempo lo marco Enrique García Ojeda (Subaru Impreza WRX STI). El piloto cántabro, a pesar del triunfo, no conseguía escalar posiciones en la general en la que estaba cuarto y de la que no se movió.

Pero mientras las alegrías eran para Ojeda, los problemas acechaban a Miguel Fuster, que realizó un trompo debido a un problema con los neumáticos lo que le obligó a cruzar marcha atrás la línea de meta, y Sergio Vallejo, que rompió un palier, y sólo pudo marcar el séptimo tiempo. A pesar de ello el piloto lucense continuaba líder en la general, pero lo que no sabía él era que sus problemas no habían hecho más que empezar y es que la llegada al parque de reagrupamiento no fue fácil, había una gran tensión por si llegaría, si lo haría en tiempo… Al final tras una tensa espera, una parada y una entrada lanzada el piloto lucense logró llegar al parque de reagrupamiento y después al de asistencia, donde le solucionaron el problema mecánico. Aún así, Sergio y Diego Vallejo salieron con tres minutos de retraso sobre su horario hacia el penúltimo tramo del día, el de Ponteareas, lo que sin iba acarrearles una penalización de treinta segundos. Pendientes todavía de la decisión de la organización los pilotos afrontaron los últimos dos tramos del día (Ponteareas y Mondariz), donde Sergio Vallejo consciente de lo que se jugaba voló sobre el asfalto consiguiendo marcar el mejor tiempo y aventajar a Miguel Fuster en casi cuarenta segundos. Segundos que al final se quedaron en 9.7, confirmada la penalización, pero que le sirvieron para darle el triunfo en el Ralley Rías Baixas Vodafone y para rememorar el triunfo de hace 13 años, en 1996, en aquella ocasión a manos de un ZX 16 V.

Mientras, la quinta posición fue para Alberto Monarri (Mitsubishi Lancer Evo X), seguido por Álvaro Múñiz (Mitsubishi Lancer Evo X) y Xavier Lujua (Mitsubishi Lancer Evo X).

También hay que destacar la mala suerte que tuvieron dos pilotos gallegos Pedro Burgo (Mitsubishi Lancer Evo X) y Alberto Meira (Mitsubishi Lancer Evo X), que tuvieron muchos problemas con sus coches y no pudieron deleitar a los aficionados con el buen hacer que ellos tienen. Así, al final undécimo y décimo respectivamente.

En la Mitsubishi Evo Cup el triunfo fue para Xevi Pons, que no tuvo problemas para superar a sus rivales, así su más inmediato perseguidor Alberto Monarri, estaba a más de dos minutos y Álvaro Múñiz a casi cuatro minutos.

Esteban Vallín fue el vencedor en el Trofeo Suzuki Swift, lo que le permite mantener este puesto privilegiado en la clasificación general. El segundo en Vigo fue Pablo Pazó y el tercero Pablo Rey.

Más igualada estuvo la lucha en el Grupo N, en la que el primero fue Xevi Pons (Mitsubishi Lancer Evo X), que además sigue liderando la clasificación general, seguido de Enrique García Ojea (Subaru Impreza WRX STI), que fue segundo en Vigo, mientras que la tercera plaza fue para Alberto Monarri (Mitsubishi Lancer Evo X).

Mucho calor y más público

Si por algo se caracterizó esta edición del Rallye Rías Baixas Vodafone fue por las altas temperaturas que azotaron esta zona durante todo el día, unas temperaturas que llegaron a superar los treinta grados en las horas centrales del día y que fueron un gran obstáculo para los pilotos, que veían como los frenos se calentaban, como los neumáticos perdían adherencia… Pero lo que no fueron fue impedimento para que los aficionados abarrotasen las carreteras, los arcenes, todos los sitios habilitados para poder presenciar la prueba… Unos aficionados que se portaron correctamente y que cuando la organización solicitó su colaboración, ya que la segunda pasada por Ponteareas pudo anularse, respondieron con prontitud y haciendo lo que se les pedía. Chapeau por ellos.

Entrega de premios

La ceremonia de entrega de Trofeos contó con la presencia de la delegada de la Xunta de Galicia en Vigo, Lucía Molares, el responsable de deportes de la Diputación de Pontevedra, José Enrique Sotelo, el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vigo, Santiago Domínguez, el concejal de deportes del Ayuntamiento de Vigo, Xabier Alonso, el ex campeón del mundo de rallyes, Luis Moya, y los representantes de los principales patrocinadores del Rallye, VODAFONE, CAIXANOVA, FARO DE VIGO, IFEVI Y COCA COLA.
Presenciando esta 45ª edición del Rallye Rías Baixas ha estado también el presidente de la Real Federación Española de Automovilismo, Carlos Gracia.

Sobre Ruben 4460 Artículos
Webmaster de www.Gzrally.com desde 2003. Apasionado del motor y la fotografía.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario