Solans demostró su velocidad en los tramos de Alicante

NilSolans LaNucia Final 01

NilSolans LaNucia Final 01Lideró la penúltima prueba del Nacional, hasta que un toque le obligó a abandonar.

Nil Solans se reveló el pasado fin de semana uno de los protagonistas del Rallye Mediterráneo La Nucía, donde afrontó la segunda participación de su carrera deportiva en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto.

Con motivo de la penúltima cita de la temporada, el piloto catalán dispuso para la ocasión del Peugeot 208 R5 del equipo ACSM con el que afrontó en 2015 varias pruebas del Mundial dentro de la categoría WRC2. Una montura de última generación a la que Nil llevaba ya un año sin subirse.

A pesar del tiempo que había transcurrido desde su última participación con un vehículo de tracción integral, y de su absoluto desconocimiento de las carreteras levantinas, el piloto de Matadepera dio la sorpresa nada más reencontrarse con los mandos del Peugeot, al adjudicarse el mejor tiempo en el shakedown del viernes. Un augurio positivo que se encargó de corroborar a la mañana siguiente, cuando arrancó verdaderamente el rallye.

Aunque la monta que eligió a primera hora del día no resultó la más adecuada para afrontar los dos tramos iniciales, húmedos y resbaladizos a causa de los chubascos que cayeron al amanecer, Solans se posicionó como líder del rallye, por una estrecha ventaja sobre el nuevo Campeón de España, Cristian García.

NilSolans LaNucia Final 01

Consciente de que debía exprimirse al máximo para neutralizar la potencia del Mitsubishi de su rival, el piloto de Matadepera salió a por todas a la segunda sección, con el claro objetivo de afianzar el liderato. Pero, durante la tercera especial, un ligero toque en la rueda delantera derecha truncó los planes del catalán, obligándolo a abandonar el rallye cuando estaba luchando por la que hubiese sido su primera victoria absoluta en el Nacional de Asfalto.

Fue una pena, porque estábamos corriendo bastante bien. Yo creo que podríamos haber dado guerra si no hubiese cometido ese fallo. Era una curva larga a izquierdas que ya me costó anotar en los reconocimientos. Por la mañana, como el suelo estaba húmedo, tiré el coche y la negociamos sin problemas, pero, en la segunda pasada, con el asfalto ya seco, entré un poco colado, se me fue de morro, pegué de lado contra una piedra y destrozamos la llanta.

Me dio muchísima rabia, porque teníamos ritmo para haber peleado por ganar”, lamentó Solans después de concluir prematuramente, con un sabor agridulce, su primera actuación en el Nacional junto al equipo ACSM.

Fuente: comunicado de prensa.

Sobre Ruben 4596 Artículos
Webmaster de www.Gzrally.com desde 2003. Apasionado del motor y la fotografía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*