Luis Penido – Rally do Albariño

   Luis Penido abandona en cambados cuando lideraba el rali do Albariño

Muy poca ha sido la fortuna habida por Luis Penido en la tercera cita del gallego de ralis, disputada ayer sábado en carreteras de la provincia de Pontevedra. Y es que el piloto santiagués se ha visto obligado a abandonar la misma en el enlace camino del cuarto tramo del día al sufrir problemas con los espárragos de una rueda.

Bajo unas muy adversas condiciones climatológicas, el XVII Rali do Albariño empezó con el mejor registro para Pedro Burgo, que era el más rápido en Meaño-1, tan sólo 900 milésimas de margen sobre Penido, que de esta forma se situaba segundo. Los problemas con la caja de cambios retrasaron posteriormente al lucense, lo que cambió la general, pasando el compostelano a encabezarla pese a tener problemas con los colectores en el segundo tramo, la inédita especial de Barro. Así, Penido lideraba tras la primera sección, por delante del vigués Alberto Meira y del actual campeón gallego, Bamarti.

Pero el segundo paso por Meaño, inicio de la segunda sección, supusó un calvario en el Lancer EVO VI, que veia como cedían parte de los espárragos de una rueda, lo que suponía un considerable lastre de segundos. En el enlace hacia el tramo que cerraba la matinal (Barro-2), Penido y Ronquete, vista la
cantidad de tiempo cedido y el kilometraje pequeño de las cronometradas restantes, decidían retirarse y de esta forma conservar la mecánica.

"Ha sido una verdadera lástima, pero así son las carreras. Como habíamos pronosticado, la lluvia podía ser un aliado correcto y seguro que lo seguiría siendo en el discurrir del día. Hemos empezado muy bien, liderando la primera sección, pese a algunos problemas con los colectores de escape. Estoy seguro que de no ser por el abandono mejoraríamos los cronos y estaríamos en disposición de pelear hasta el final por la victoria en este rali" comentaba cariacontecido el santiagués

Sobre Ruben 4477 Artículos
Webmaster de www.Gzrally.com desde 2003. Apasionado del motor y la fotografía.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario